sábado, 20 de junio de 2009

Febrero

La lluvia hace que lloren estos versos
ahogando a mi poema,
dejando a mis letras
sin consuelo.
Borroneadas, en estas pocas
hojas rotas.

Hay poemas que suben hasta el cielo,
pero hay otros que bajan
con las gotas,
mojan su pelo...

y a mi cuaderno,
disolviendo a mis versos
en el suelo...

y empapando a mi alma
de febrero.

1 comentario:

María Susana dijo...

Excelente Miguel excelente me llegó mucho! un beso!